Tutoriales

¿Influye el sistema operativo en la velocidad de Internet? 23 razones principales de su baja velocidad

Esa sensación «maravillosa» cuando una conexión con velocidad de Internet lenta se arrastra como un caracol de jardín por tu porche. Pantallas de carga eternas. Almacenamiento en búfer de vídeo y audio. “No hay conexión a Internet”.

Tanto si tienes ADSL, fibra óptica o cualquier otro servicio de Internet, debes tener en cuenta de que pueden influir muchos factores para esa fastidiosa carga de internet lenta, pero también debe saber que hay soluciones para todas ellas.

Si no tienes muy claro a qué se debe la baja velocidad, puedes aprender más sobre todo ello accediendo a este diccionario de tecnología.

Es frustrante como diablos. Pero como dicen, para solucionar un problema, tienes que identificar los problemas.

Realiza primeramente un test de velocidad a tu internet para estar seguro de que puedes mejorarla.

Después de horas de investigación y de entrevistar a nuestros expertos internos en sistemas operativos, hemos compilado una lista de los 23 obstáculos más grandes que conducen a un internet lento.


1. Materiales de construcción – velocidad de Internet

Con mucho, los materiales de construcción son uno de los mayores problemas con Wi-Fi lento.

Esto se debe a que todas las señales de RF, como WiFi, celular y radio AM/FM, se ven fácilmente interrumpidas por metal, ladrillo, conciertos, madera, paneles de yeso y otros materiales de construcción.

Tener una casa de diseño abierto debería ayudar con la cobertura WiFi, pero si tiene paredes gruesas, muebles y gabinetes grandes, y metal o vidrio de bajo consumo por todas partes, esto impide que la señal llegue efectivamente a su teléfono.

2. Distancia desde el enrutador

La señal WiFi se origina en el enrutador. Entonces, cuanto más lejos esté del enrutador, más débil será la señal y la velocidad.

Por lo general, es mejor tener el enrutador en el centro de la casa, donde el uso de Internet es mayor: la sala de estar, la oficina y los dormitorios.

Es posible que las casas más grandes necesiten un extensor WiFi para enviar la señal al segundo piso o a un área marginal que necesite cobertura, como un timbre WiFi o una cámara de seguridad exterior.

3. Ubicación del enrutador: alta frente a baja

enrutador alto o bajo

Dejar su enrutador en el suelo, en un estante inferior o detrás de otros muebles es una forma segura de obstaculizar el rendimiento de WiFi. Encontrar una ubicación lo más alta posible ayuda a ampliar el rango de transmisión de las antenas del enrutador.

4. Actualizar el firmware del enrutador

¿Notó que tiene que actualizar el sistema operativo de su teléfono inteligente cada pocos meses para obtener los mejores beneficios?

Es el mismo principio con todos los dispositivos: la actualización de controladores, firmware y sistemas operativos introduce actualizaciones de rendimiento y correcciones de seguridad.

5. Enrutador antiguo

Es posible que los enrutadores de más de 5 años no cumplan con los estándares más recientes (802.11ac/Wi-Fi 5) ni brinden soporte de doble banda simultánea para 2,4 GHz y 5 GHz.

Especialmente cuando se trata de unidades de enrutador/módem proporcionadas por ISP, puede ser el momento de considerar la actualización a la última y mejor.

Pongámoslo de esta manera, tener el iPhone y Galaxy más nuevos con un enrutador viejo es como tener un buen auto de carreras con los neumáticos más baratos que puedas encontrar.

6. Antena de enrutador débil

Muchos enrutadores tienen antenas externas o desmontables por una razón: capacidad de actualización.

La instalación de una antena más poderosa y de mayor ganancia proporciona más alcance, eficiencia y velocidad. Solo asegúrese de obtener el tipo correcto de antena: omnidireccional para cobertura general o direccional para cobertura específica de mayor alcance.

7. Verifique la conexión del cable físico

Muchos enrutadores/módems todavía usan cable coaxial RG-6 para conectar Internet fijo. Una conexión de cable suelta definitivamente afecta el rendimiento de su enrutador como un corredor de maratón con un tobillo lesionado.

Vuelva a apretar y asegure los conectores de los cables. También asegúrese de que el cable no esté doblado. Si es posible, inspeccione el cable desde la pared hasta la caja de cables en el exterior. Cualquier desgaste físico hará lo mismo con tus velocidades.

8. Reinicie su enrutador

La mayoría de los dispositivos electrónicos no se fabricaron para funcionar continuamente. A veces, lo único que se necesita es un simple reinicio para ayudarlo a recalibrarse y volver al máximo rendimiento.

9. Teléfono antiguo, tableta o computadora portátil

A veces, no tiene nada que ver con su enrutador Wi-Fi.

Diferentes tabletas, teléfonos inteligentes y computadoras tienen diferentes capacidades de velocidad. No importa qué tan rápido sea el enrutador o el módem, no puede ir más rápido que la velocidad del dispositivo, especialmente si el dispositivo tiene más de 4 o 5 años.

Mira, me encanta montar a caballo para ir al trabajo, pero tarde o temprano, esto del auto podría ser algo. Es hora de actualizar tu teléfono.

10. Usar demasiados recursos

Si usted es el tipo de persona con 20 pestañas abiertas en su navegador, ejecutando Spotify y editando fotos al mismo tiempo, ejerce una gran presión sobre la CPU y la RAM de su dispositivo. Por lo tanto, ralentiza el rendimiento en todos los ámbitos.

Cierre algunas pestañas y aplicaciones y vea si hace la diferencia.

11. Borrar el historial del navegador y las cookies

Para las personas que encuentran que su navegador web es extremadamente lento, borrar los datos del navegador, las cookies y las extensiones no utilizadas puede mejorar significativamente la velocidad y el rendimiento.

12. Reinicie su teléfono

Al igual que reiniciar el enrutador, reiniciar o apagar su teléfono permite que tanto el hardware como el software se actualicen y funcionen en condiciones óptimas.

Esto incluye limpiar las aplicaciones que se ejecutan continuamente en segundo plano, lo que provoca pérdidas de memoria y consume batería.

13. Aplicaciones de acaparamiento de ancho de banda en su teléfono

Si el enrutador y el dispositivo móvil funcionan bien, el problema podría ser sus aplicaciones. Algunas aplicaciones pueden acaparar la conexión y ralentizar la velocidad de Wi-Fi para todos.

Por ejemplo, los clientes de correo electrónico, los servicios de sincronización de archivos y las aplicaciones de compras usan datos continuamente, especialmente en segundo plano. Muchas aplicaciones se actualizan constantemente, incluso cuando no están en uso.

Use la configuración de su aplicación para activar o desactivar esta opción.

14. Actualizar aplicaciones

Los desarrolladores actualizan continuamente las aplicaciones para mejorar el rendimiento y la compatibilidad. Si encuentra que sus aplicaciones no funcionan como solían hacerlo y siguen siendo lentas después de reiniciar el teléfono, verifique si hay una actualización disponible.

15. Gusanos y otros programas maliciosos

Sitios web dudosos. Archivos adjuntos de correo electrónico desconocidos. Aplicaciones o software cuestionables.

Descargar un virus informático en su teléfono o computadora puede tener consecuencias nefastas, especialmente cuando afecta el rendimiento y la seguridad de su dispositivo. Mantener su sistema operativo actualizado, instalar un programa antivirus y usar el sentido común puede ayudarlo a evitar problemas.

16. Demasiados dispositivos conectados a WiFi

Así que aquí hay una pregunta: ¿Cuántas personas hay en su hogar? Cuántos dispositivos WiFi poseen: teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras portátiles, sistema de videojuegos, etc.

Ahora, ¿Cuántos productos para el hogar inteligente tiene, desde termostatos inteligentes hasta timbres inteligentes, cámaras de seguridad inteligentes y luces LED inteligentes?

Totalice y eso es una gran cantidad de dispositivos, todos conectados a WiFi. Muchos productos inteligentes se descargan y cargan constantemente en segundo plano, lo que puede consumir ancho de banda.

Con algunos enrutadores, es posible priorizar el tráfico de red mediante la configuración de Calidad de servicio.

17. Interferencia digital

La interferencia digital puede ocurrir por varias razones.

Hay señales inalámbricas de Wi-Fi, dispositivos electrónicos, torres de telefonía móvil, satélites y otras fuentes. Si bien Wi-Fi normalmente usa una señal diferente a la de estos otros dispositivos, el ruido de la radio aún puede causar interferencia.

Algunos enrutadores más antiguos solo usan una sola banda a la vez: 2,4 GHz. Sin embargo, los dispositivos Bluetooth, los hornos de microondas, los teléfonos inalámbricos, los abridores de puertas de garaje y los monitores de bebés también usan el mismo rango de frecuencia de 2,4 GHz. Esta superposición provoca interferencias WiFi.

Si es posible, intente conectarse a la banda de 5 GHz ya que está menos congestionada o intente seleccionar un canal diferente.

18. Esos vecinos ruidosos

Además de la interferencia de la banda de frecuencia, también puede sufrir la interferencia del canal. Por ejemplo, si vive en un departamento y todos usan el mismo ISP, esos enrutadores tienden a usar los mismos canales.

Eso significa que cada enrutador en el edificio tiene una señal superpuesta que causa interferencia. Afortunadamente, puede ingresar a la configuración de su enrutador y cambiar a un canal menos concurrido.

19. Tiempo de inactividad del ISP / Red congestionada

A veces, los ISP sufren tiempos de inactividad y malas conexiones. Nadie es perfecto. Sucede.

Sin embargo, lidiar con la hora pico de Internet es tan real como el tráfico de los lunes por la mañana.

Especialmente después de que la gente sale del trabajo o tiene un fin de semana tranquilo, cuando todos en el vecindario usan Internet al mismo tiempo, ocurre una congestión y todos estamos sentados en esa larga fila.

20. Limitación del proveedor de servicios de Internet (ISP)

¿Sabes cuántos datos usas cada mes? El hogar típico consume más de 200 GB por mes.

Todos esos correos electrónicos, maratones de Netflix, sesiones de juego y horas de navegación en la web conducen a un alto uso de datos. En respuesta, muchos ISP aceleran las velocidades para usuarios de datos intensivos a pesar de tener Internet ilimitado.

21. Mejora tu plan

La mayoría de los ISP ofrecen planes de velocidad de Internet de varios niveles.

Verifique si su servicio existente está en el plan más barato y, por lo tanto, más lento. Si es un gran usuario de Internet, puede ser el momento de actualizarse para esas descargas súper rápidas.

22. Alguien Robando Tu WiFi

Primero, esperemos que su WiFi esté protegido con contraseña. (Por favor, dígalo. De lo contrario, también podría mantener la puerta principal sin seguro y completamente abierta las 24 horas del día, los 7 días de la semana).

En segundo lugar, asegúrese de que su contraseña sea segura y variada. Y no, «123456» o «contraseña» o «te amo» no es una contraseña segura.

Porque si otras personas se conectan a tu WiFi sin tu consentimiento, te están robando tu preciado ancho de banda.

23. Cambiar la configuración de DNS

Cuando alguien escribe la dirección de un sitio web en su navegador, la computadora usa automáticamente el DNS para convertir la dirección en una dirección IP que pueda entender.

En algunos casos, la computadora usa servidores DNS que tienen problemas. Su enrutador generalmente usa los servidores DNS de su ISP, pero eso no garantiza la velocidad. Un mejor DNS puede ayudar a acelerar los tiempos de carga.

Llame a su ISP

Has hecho todo lo que has podido… y sigue siendo más lento que una babosa. Es hora de llamar a su ISP para obtener algunas respuestas.

El servicio al cliente intentará ayudarlo, pero si ha hecho su tarea en esta lista, entonces está muy por delante de la curva. Esto podría generar descuentos en el plan actual o un servicio actualizado gratuito.

En este punto, no tienes nada que perder aparte de ver que la pantalla de carga da vueltas y vueltas. Feliz caza WiFi, amigos.


LEER  Cómo instalar Linux Mint Cinnamon Desktop en Ubuntu 22.04 o posterior

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba