Seguridad

¿Pueden las marcas personalizar y preservar la privacidad?

A veces pienso que la personalización es lo mejor que le puede pasar a los humanos en marketing. Como consumidor, me encanta recibir consejos de compra, especialmente cuando es exactamente lo que necesito.

Sin embargo, a veces siento que me vigilan constantemente, así que enciendo mi bloqueador de anuncios, navego por la web en modo privado y denuncio los anuncios que no me conciernen. Claro, mi sombrero de vendedor se tuerce cuando hago esto, pero mi tranquilidad es más importante que los anuncios irrelevantes, ¿verdad?

  • La mayoría de la gente tiene esta relación con la tecnología. Ven la personalización y la privacidad como una dicotomía: podemos elegir uno u otro. Esto se remonta a la definición de la palabra. Según Dictionary.com, la personalización es el proceso de hacer algo que se ajuste a las necesidades de una persona en particular.
  • La privacidad es el estado de no ser observado o molestado por otros.

¿Cómo podemos crear algo concreto sin observar las necesidades de una persona? no podemos. Lo que podemos hacer es crear algo personalizado mientras reducimos la invasión de la privacidad personal y los datos personales.

Datos como moneda moderna

Hay dos monedas principales hoy en día además del dinero: la atención y los datos. Como solía decir Milton Friedman: «No existe tal cosa como un almuerzo gratis», y en ninguna parte es esto más evidente que en línea. Siempre hacemos concesiones conscientemente. Permitimos que se observen algunos detalles de nosotros mismos únicamente para acceder a servicios o información.

Leemos artículos, navegamos en foros en línea e interactuamos en las redes sociales sin pagar nada. Somos muy conscientes de que estamos dando algo a cambio: primero nuestra atención, luego nuestros datos. Los especialistas en marketing necesitan nuestra atención para mantener sus servicios en funcionamiento. También necesitan datos para optimizar la entrega de anuncios y aumentar la relevancia de los servicios ofrecidos.

Al menos en teoría, esta práctica debería mejorar la eficiencia de los servicios prestados y la experiencia de cliente de los usuarios. Para la mayoría de nosotros, esto no es un problema. Los problemas comienzan cuando los usuarios comienzan a sentir que están pagando mucho más de lo que reciben y que sus datos están siendo mal utilizados.

¿Cómo nos aseguramos nosotros, como especialistas en marketing, de nunca cruzar esa línea? ¿Cómo logramos un equilibrio entre garantizar que los usuarios obtengan el producto que necesitan sin involucrarse en sus asuntos personales?

Cuando se trata de personalizar productos y servicios, las empresas suelen cometer los siguientes errores:

  • Algunas empresas adoptan un enfoque de «más es mejor»: recopilan toda la información sobre sus clientes en lugar de centrarse en los datos que realmente necesitan.
  • No dan prioridad a la privacidad y seguridad de los datos de los clientes.
  • No les dicen a los clientes qué tipo de datos recopilan y cómo los utilizan.

Por lo tanto, se puede decir simplemente que la clave es recopilar exactamente los datos que necesitamos, ser transparentes al respecto y almacenar esos datos en una forma adecuada y segura. ¿Cómo lo hacemos realmente?

Valor potencial: respetar los datos del usuario

1. ¿Qué datos necesitas y para qué los necesitas?

Si no sabe para qué necesita los datos, no sabe lo que necesita. Algunas empresas caen en la trampa de pensar que deben estar lo más agregadas posible, lo que puede causar muchos problemas.


Aparte del hecho de que la privacidad del cliente está involucrada, si no sabe qué hacer con los datos que tiene, es probable que tampoco sepa qué hacer con los nuevos datos que recopila. Piénsalo. ¿Realmente necesitas saber el nombre de mi mascota o mi número de teléfono? No recuerdo cuántas veces he pedido poner mi número de teléfono en un formulario en línea cuando todos sabemos que su empresa no lo necesitará en el futuro.

La recopilación de datos es solo el primer paso en un proceso más amplio de recopilación, medición y análisis de datos para tomar mejores decisiones. Esto va más allá de activar las cookies, rastrear a nuestros clientes y mostrarles anuncios basados ​​en herramientas de retargeting y similares. También implica saber qué historia contar, cuándo, cómo y dónde contarla. A veces, estos datos tienen que ver con entrevistar a nuestros clientes, pero también pueden simplemente usar patrones de comunicación.

Utilizará algunos datos de usuario individualmente y algunos los utilizará en conjunto. Para datos agregados, use seudónimos o mantenga a los usuarios anónimos si es posible. De esta manera, puede asegurarse de que los datos no se puedan vincular a un usuario específico. Como empresa, su objetivo principal es comprender a sus clientes. Realice una auditoría de los datos que tiene y evalúe qué partes son importantes para el panorama general.

2. ¿Para qué utiliza los datos?

Nuestra tarea es identificar y enmarcar el problema, recopilar datos relevantes, procesar los datos y revisar los hallazgos para vincularlos al problema. El problema clave aquí es que trabajar con datos, especialmente cuando se trata de algoritmos, puede convertirse en una caja de Pandora, donde nadie sabe qué hay dentro o cómo funcionará con el tiempo.

Si está vendiendo toallas, y lo único que hace su algoritmo es sugerir colores, tamaños e ingredientes de toallas, tal vez eso no sea gran cosa. Si su algoritmo puede afectar el sustento, la salud u otros aspectos importantes de la vida de alguien, se convierte en un gran problema. Necesitamos saber cómo manejar los datos para eliminar prejuicios y estereotipos del proceso.

A veces pienso que la razón detrás de todos estos términos y documentos de servicio complicados y vagos es que las personas que los escriben no entienden el proceso por sí mismos. O tal vez lo hicieron, pero trataron deliberadamente de cubrirlos con galimatías legales.

Bueno, usa esto como guía: si sientes la necesidad de encubrir el proceso en el que te encuentras, es hora de reconsiderarlo seriamente. Ni siquiera estoy hablando de vender datos a otras empresas.

3. ¿Se recopilan, procesan y almacenan los datos de forma segura?

Los problemas planteados hasta ahora han salido a la luz en las recientes regulaciones de privacidad de datos, como Reglamento General de Protección de DatosAunque es posible que no se apliquen a su negocio, estas pautas representan un buen estándar que vale la pena seguir. Una de las cosas que ilumina para muchas empresas es lo que realmente significa proteger sus datos, ya sea en línea o fuera de línea.


Sí, si tiene un negocio en línea, debe concentrarse en proteger sus datos en línea.Realmente debería ser más claro que guardar las contraseñas de todos los usuarios Texto sin formatoSin embargo, si tiene archivos en su oficina que también pueden contener datos de clientes, debe tenerlo en cuenta. Sin embargo, cuando se trata de brindar un servicio personalizado, el mayor problema suele ser el error humano.

Nadie es responsable de que tu empresa respete los datos de los usuarios, o al menos no solo una persona. Este trabajo recae en cada uno de sus empleados. Así como los empleados de los hoteles de cinco estrellas saben cómo proteger la privacidad de sus huéspedes, todos los empleados que entren en contacto con los datos personales de los usuarios deben recibir educación sobre cómo manejarlos con cuidado y discreción.

Por supuesto, esto debe basarse en los procedimientos de su empresa sobre cómo los empleados acceden a los datos. También es una buena idea asegurarse de que los empleados solo tengan acceso a los datos que necesitan para hacer su trabajo, en lugar de a todos los datos disponibles para toda la organización.

4. ¿Es su enfoque transparente?

Las personas no entregarán sus datos si saben por qué lo hacen y qué obtienen a cambio. El problema surge cuando los consumidores se sienten explotados. Así que todo se trata de problemas de confianza.

¿Cómo generas confianza? ¡Siendo transparente en cada parte del proceso! No me importa que los especialistas en marketing rastreen mis preferencias en línea si sé que lo usarán para brindarme un mejor servicio. Me importa si descubro que vendieron estos datos sin mi conocimiento.

La gente aprecia las comodidades que ofrecen los tiempos modernos, e incluso puede que te sorprenda lo mucho que la gente está dispuesta a compartir cuando la pelota se queda en la cancha.

Ser transparente puede significar revisar sus términos y servicios, pero también debe encontrar otras formas de educar a sus usuarios sobre lo que aceptan y registran cuando usan su servicio.

Incluso puede ser una forma de fortalecer su marca si destaca todos los pasos que ha tomado para garantizar que los datos de los usuarios se respeten y protejan de manera segura. Por supuesto, esto también significa alertar a los usuarios si comete un error, porque es probable que suceda, y hacer todo lo posible para solucionar el problema.

Entonces, ¿pueden las marcas personalizar y preservar la privacidad?

La respuesta a esta pregunta cambia constantemente con el desarrollo de la tecnología, la aparición de regulaciones de protección de la privacidad y las prácticas correspondientes dentro de las organizaciones, pero en general, sí.

Espero que después de leer este artículo, pienses en la forma en que tratas los datos de los clientes. Vivimos en un mundo que cambia rápidamente con el surgimiento de nuevas tecnologías, todas las cuales continúan afectando la forma en que interactuamos con nuestros usuarios.

Sin embargo, una cosa que nunca se puede cambiar es nuestra actitud y actitud hacia los datos del usuario. Cuando se trata de aspectos legales y técnicos de la protección de los datos de los usuarios, lo mejor es consultar a un equipo calificado que pueda brindar un soporte más profesional.

Sin embargo, solo abogo por una cosa: vigila tu comportamiento. Cuando los principios éticos y el respeto por la privacidad del usuario están en el centro de todo lo que hace su organización, el resto seguirá.

LEER  Microsoft lanza la botnet Necurs al caos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba